Lo primero que destaca de Belone es el nombre. Belone se llama así por un pez. No un pez cualquiera, el belone habita en el mar atlántico que baña Portugal.